La actriz manifestó haber cambiado sus hábitos de consumo por la economía nacional.


En los últimos meses varios famosos confesaron que debido a la crisis que atraviesa el país tuvieron que cambiar sus hábitos de consumo. Ahora la que se sumó al reclamo es Paola Krum.

En una entrevista radial, la protagonista de la obra Después de casa de muñecas aseguró que el dinero ya no le rinde como antes y que se vio obligada a recortar sus gastos.

En diálogo con CNN Radio, Krum aseguró que en su casa tiene “solo un cuarto calefaccionado, porque las cosas están difíciles” debido al aumento en las tarifas de gas. La actriz reveló, además, que durante el invierno piensa pasar en ese cuarto sus noches junto a su hija Eloísa, producto de su relación con Joaquín Furriel.

Paola Krum con Cristina Kirchner

Para rematar que los hábitos definitivamente cambiaron afirmó: “Antes, pedía delivery todos los días y ahora no puedo”. 

En el último tiempo varios famosos confesaron que tuvieron que modificar sus estilos de vida. Una de ellas fue Georgina Barbarossa, que a modo de ejemplo, contó: “Cuando voy al supermercado no me alcanza la plata. No compro más la leche en cartón, sino que compro en sachet aunque pierda la comodidad de apilarlas. Tengo que hacer recortes”.

Ana María Picchio.

“Tengo dificultades y nunca las había tenido; es la primera vez, las cosas no están bien. Trato de hacer malabares para estar un poco más contenta de lo que se me ve”, explicó, también, Ana María Picchio, quien además contó en Radio 10 que sacó su propia tarjeta SUBE para viajar en subte hasta el teatro.

Enrique Pinti

En febrero, Enrique Pinti hizo declaraciones que trajeron polémica. “Me asusta, no cuando me llegan las boletas de luz y el gas. Yo tengo una prepaga buena, que yo saqué en el año 83 y tengo el mejor plan; me llegaron 39 mil pesos más la insulina que uso, que es importada, porque así me lo mandó el diabetólogo, porque la puedo usar. Me sale 36 mil pesos por mes”, aseguró durante una entrevista radial.






Comentarios