En solo 24 horas se puede imprimir una vivienda completamente funcional, y además económica. ¿Estará disponible en Argentina?


Desde que la impresión 3D comenzó a desarrollarse, avanzó a pasos gigantes. Desde órganos para hacer trasplantes hasta viviendas, su uso no tiene otro límite que la imaginación de los diseñadores.

En cuanto a viviendas, la evolución de las casas descargables e imprimibles se está dando con una velocidad inusitada, impulsada por la ilusión universal del hogar propio.

La primera familia que se mudó a una casa impresa en 3D lo hizo recién en julio de 2018. Fueron Nordine y Nouria Ramdani, una pareja francesa con tres hijos, y su casa estaba adaptada con controles digitales para hacer fácil la vida a personas con discapacidad.

Casa impresa en 3D. Cuesta 10.000 dólares y en 24 horas está en pie. (LA NACIÓN)

Aquella construcción en Nantes, a cargo de la universidad local, costó 234 mil dólares y tardó 54 horas. Pero los avances en 6 meses han sido inimaginables: ICON, una empresa estadounidense, anunció recientemente que puede lograr el mismo resultado, en apenas un día y por 10 mil dólares.

La casa de ICON es una construcción sencilla, simple pero fuerte. Su forma es cuadrada con bordes suavizados y piso de cemento alisado. Todas las decisiones estéticas hacen hincapié en su funcionalidad, pero aun así es una casa bonita que cuenta con amplios ventanales que permiten la entrada de la luz del sol y el aislamiento de los climas fríos y húmedos. Está diseñada para incluir sistemas energéticos baratos y sustentables, como el solar.

Casa impresa en 3D. Cuesta 10.000 dólares y en 24 horas está en pie. (LA NACIÓN)

Por ahora no está a la venta para cualquier persona, porque la empresa decidió colaborar únicamente con organizaciones orientadas a mejorar la vida de comunidades con necesidad. Además, según explica el diario La Nación, la irrupción en el mercado una invención tan rupturista, podría crear una verdadera crisis, por ejemplo, de empleo, ya que para construir una casa de esta forma, sólo se necesitan cuatro personas.

Sin embargo, cuando los avances tecnológicos ocurren su avance es inevitable y es probable que en menos tiempo del que creemos comencemos a ver este tipo de viviendas cada vez con más frecuencia y más cerca nuestro.






Comentarios