La cantante británica volvió al programa que descubrió su talento y supo cómo emocionar a todos. 


A pocos meses de cumplirse 10 años del debut musical que la consagró como artista, Susan Boyle reapareció en America´s Got Talent y deslumbró al público con su talento.

En abril de 2009 la mujer, que en ese entonces tenía 47 años, apareció en los escenarios del exitoso programa de la NBC y dijo que soñaba con ser una cantante famosa. La reacción del público, al ver a una señora con el pelo desaliñado, un vestido corriente y comportamiento excéntrico, fue de incredulidad. Pero una vez que abrió la boca y comenzó a entonar “I Dreamed A Dream” de Los Miserables todos quedaron atónitos. Su voz volvió loca a la multitud y se convirtió en una estrella instantánea que pasó a ocupar las portadas de los diarios, a sentarse en el sillón de Oprah y a aumentar en casi 50 millones de visitas la cuenta de YouTube del programa.

Susan ganó sin ganar, pese a que salió segunda en el certamen, tuvo su álbum y una gira mundial. La cantante no sólo cautivó a todos con su voz, también demostró que no tenés que ser joven y glamoroso para ser talentoso y reconocido como artista.

Ahora, Boyle volvió a brillar en el programa que la vio nacer como estrella. Esta vez, en el famoso concurso reúne a finalistas y ganadores de las anteriores temporadas. La escocesa de 57 años sorprendió con una versión de “Wild Horses”, de los Rolling Stones de 1971, la misma que cantó en la cuarta temporada del ciclo, en 2009. Esa fue la primera vez que apareció en televisión en los Estados Unidos.

En esta nueva presentación, los miembros del jurado destacaron su gran interpretación. Simon Cowell, que no suele ser políticamente correcto con ningún participante, reconoció que Boyle representa a la perfección el espíritu del programa. “Cambiaste la vida de muchas personas y estoy muy contento de que estés acá“, le dijo.

Mel B, integrante de las Spice Girls, quedó maravillada con su voz.“Qué honor y placer es estar aquí y escucharte con tu voz angelical. Y quiero ser la mujer que te brinde lo que merecés”. La participante se emocionó por las palabras del jurado.

En estos años, Susan recorrió el mundo y grabó seis discos. Aunque en 2016 tuvo que alejarse de los escenarios por un problema de salud. Según trascendió, padece diabetes tipo 2 y tuvo que someterse a una dieta estricta. “Necesitaba dejar de comer dulces y tortas. Son mi perdición”, reconoció en una entrevista con The Mirror.

Como dice la canción, Susan “soñó un sueño” y logró cumplirlo con creces, más allá de todo.






Comentarios