Se muestran empeñados en hacerle frente a Cambiemos en las elecciones generales.


El 12 de junio próximo vence el plazo para que las alianzas se inscriban con miras a competir en las PASO nacionales del 11 de agosto. Ese es el límite qué marcará cuán unido se presentará el peronismo para enfrentar al oficialista Cambiemos en las elecciones generales del 27 de octubre. Si bien algunos importantes referentes peronistas vienen avisando sobre la imposibilidad de unir fuerzas con otros sectores del PJ (caso Urtubey, Pichetto y el gobernador Schiaretti en relación al kirchnerismo), otros dirigentes se muestran empeñados y confiados en mezclar el agua con el aceite.

Al respecto, este miércoles trascendieron las gestiones emprendidas por el kirchnerista Agustín Rossi, por el exgobernador bonaerense Felipe Solá y por el sindicalista Pablo Moyano para convencer a Sergio Massa de unirse a un gran frente opositor liderado por el peronismo.

“No se puede marginar a nadie. Las puertas están abiertas para todos, hay que hablar con todos los sectores de la oposición, que más que nunca hoy tiene que tener una propuesta unificada”, insistió también José Luis Gioja en su calidad de presidente del PJ Nacional.

“Por lo que hablo con ellos, estoy seguro de que Cristina y Massa tienen una misma visión sobre lo que hay que hacer”, dijo al diario La Nación, Alberto Fernández, acaso uno de los dirigentes más inquietos y más interesados en conformar un espacio compartido por el kirchnerismo y el Frente Renovador, liderado por el exintendente de Tigre.

Alberto Fernández. (FOTO: DYN/ALBERTO RAGGIO).

Por su parte, Graciela Camaño, una de las principales operadoras políticas de Massa, dijo en declaraciones radiales: “Macri ha dicho que quiere ser candidato pero Cristina no ha dicho nada, entonces por qué nosotros tenemos que opinar al respecto. Para mí el candidato que no dice que quiere ser, no existe”.

Camaño cree que es temprano para avanzar en una arquitectura electoral tan compleja como para contener a sectores peronistas tan distintos. “Estamos con la Alternativa Federal que involucra a varios gobernadores, que involucra a Sergio, que involucra a Miguel (Pichetto), y en ese marco nosotros tenemos hoy decididos que se va a definir la candidatura de aquel que vayamos a acompañar”, explicó con tono prudente.

No obstante, la dirigente massista no cerró ninguna puerta. “Creo que también la sociedad va a ir definiendo o evaluando mucho más cerca de la elección. La gente define su voto mucho más cerca de la elección”, agregó.

Pablo Moyano, cuya voz representa a distintos sindicatos parados abiertamente en la vereda opositora al gobierno (camioneros, UOM, Smata, bancarios, entre otros), quiere la unidad más amplia posible: “Estamos hablando con todos los sectores, desde el massismo al kirchnerismo pasando por el peronismo que no se ve representado por estas estructuras”, manifestó.

Moyano fue más explícito aún en sus deseos: “Ojalá que el compañero Sergio Massa converja en este frente patriótico nacional que se está hablando”. Este anhelo tiene una base firme, ya que trascendió (o hicieron trascender) que, en los últimos días, dirigentes massistas han conversado con distintos referentes sindicales para avanzar en una posible unidad electoral.

Pablo Moyano, (Sarah Pabst/Bloomberg).

El sanjuanino Gioja viene fogoneando desde el año pasado con la idea de converger en una gran PASO peronista. Reconoció incluso que para conformar un eventual “gran frente peronista” habrá que “tragarse algún sapito”. El titular del PJ Nacional, claro, sabe de las diferencias que aún se mantienen y que posiblemente sean insuperables. Gioja es optimista -al igual que el kirchnerista Rossi- respecto a la potencialidad de ese gran frente al punto que pronostica, de conformarse éste, “un triunfo en primera vuelta sobre Macri”.

Gioja entiende que el dirigente peronista “que se autoexcluye es por elección propia, y no porque haya sectarismo” de parte del PJ Nacional. Apuntó concretamente, al gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, uno de los más refractarios en entablar diálogo con el peronismo kirchnerista.

Alberto Fernández coincide. “Veo en Cristina una enorme generosidad. Es la única que no pone límites ni condiciones. No exige ser candidata. Lo único que plantea es entendamos que divididos le hacemos un favor a Macri”, dijo.






Comentarios