El ex Directór Técnico de la Selección habló de la internación, de la AFA, de Messi y criticó a Macri.


Esta tarde Diego Maradona fue a realizarse unos estudios de rutina a la clínica Olivos, pero la noticia de su internación por un “sangrado estomacal” encabezó los portales de noticias de Argentina. 

Ante las especulaciones por la salud del actual DT de Dorados de Sinaola, fue su hija Dalma la que dio la primera información oficial: “A todos los que realmente estan preocupados por mi papá les cuento que está bien, que Giani está ahí con él ¡y que en un rato se va para su casa!”. 

Pocos minutos más tarde, Diego se retiró de la clínica en una camioneta y sin hacer declaraciones. ​Sin embargo, unas horas después habló al aire en Radio La Red, donde, fiel a su estilo, despejó dudas sobre algun problema de salud.

“Fui a la clínica a hacerme resonancias. Los boludos son como las hormigas, están en todos lados. No pasó nada, pero el amor no cambia, todos me desearon lo mejor. Voy por la revancha con Dorados, avisó Maradona, que agregó: “Con la sonrisa que me arranca mi nieto, el hijo de Diego, con toda mi familia completa, no puedo estar mal. Entré a la clínica con 59 años y salí con 50. Es para los estúpidos de siempre, pero ya me río. Me vienen a buscar, yo no voy a tocarles el timbre”. 

La entrevista completa:

Aclarada su situación de salud, Diego respondió preguntas variadas sobre su actualidad en México, el seleccionado argentino, Boca y su relación con Lionel Messi.

“Ahora voy por mi revancha en Dorados. El dueño del club es un joven de 30 años, un pibe emprendedor, multimillonario, maradoneano… Está orgulloso de que yo haya dicho que no a un par de ofertas que tuvo en el mismo fútbol mexicano”, afirmó.

“Vuelvo a Dorados pero cambio el cuerpo técnico. (Luis) Islas ya tomará vuelo solo. Seguramente mi hermano se sumará“, agregó.

Sobre el seleccionado argentino pidió que “tomen el comando Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio”, presidentes de Boca y River, respectivamente.

“De Claudio Tapia no quiero hablar más porque a mí ya me traicionó, que siga haciendo todas las cagadas que está haciendo”.

Luego, respaldó la llegada del director técnico Gustavo Alfaro a Boca, consideró que “fue un acierto” de Angelici. “Me parece bárbaro que lo hayan elegido, es lo máximo que tiene el fútbol argentino para Boca, no hay otro más capacitado y con más sabiduría que Alfaro. Le deseo toda la suerte del mundo”, elogió.

A Messi le declaró todo su cariño “desde el corazón” y desafió a quienes quieran hacerlo pelear con el astro de Barcelona a “que la sigan chupando”.

Finalmente, cuando se le pidió un deseo para el año que recién comienza, no dudó: “Lo único que le pido a Dios es que se vaya el presidente Macri”.






Comentarios