Hizo referencia a las subas en el transporte y le pegó a la pasada gestión: "Había un descalabro total".


El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, admitió que en 2018 “la inflación tuvo picos muy altos” y explicó los aumentos en los servicvios públicos. “Durante años las tarifas de transporte, en una Argentina que también tenía la inflación del kirchnerismo, no se tocaron. Faltaba infraestructura en los servicios públicos y había un descalabro total”, puntualizó sobre las subas impulsadas desde su cartera.

“Fue un año con muchas caras: hay una de alto impacto, muy visible, que fue la crisis económica. Fue algo que no estaba esperado. Pero creo que hay otra cara, que a veces queda un poquito escondida: en la Argentina, en 2015, no había una ley del arrepentido. Y nosotros la impulsamos, se votó y este año (por 2018) se vio. En menos de seis meses explotó todo esto con los cuadernos. La Justicia avanzó a un ritmo inusual respecto a lo que pasaba en 2015, donde ni siquiera se investigaban estas cosas”, analizó Dietrich en “A dos voces”.

Y agregó: “En 2018 hubo un cierto consenso en la clase dirigente política, del espacio Cambiemos y de opositores, de que la Argentina no puede gastar más de lo que tiene”.

En relación a la inflación, aseguró que están “trabajando” para que caiga e hizo referencia a los aumentos en los peajes: “La realidad es que las obras que se están haciendo no se harían, como tampoco el mantenimiento adecuado”.

Por último, habló de las inversiones y de la desconfianza en la Argentina: “Hay elecciones y, si bien muchos consideran que Mauricio Macri tiene una alta probabilidad de ganar, también, por más baja que sea, puede pasar que no, y esto genera incertidumbre y temor de que Argentina vaya para atrás. Pero siento que, en general, hay esperanza de que estamos recorriendo el buen camino, de que vamos para algo bueno. Eso no significa que no haya preocupación, angustia”.






Comentarios