Varios miembros del plantel Xeneize recorrieron el campo de juego. Los jugadores quedarán concentrados en el hotel Intercontinental.


Tras la postergación de la primera final de la Copa Libertadores ante River, en Boca debieron moverse rápido para cambiar de planes de cara al duelo de este domingo a las 16, en la Bombonera.

Los jugadores realizaron un entrenamiento de activación muy liviano durante el transcurso de la tarde. Pero antes, algunos de los futbolistas e incluso el mismo Guillermo Barros Schelotto se tomaron unos minutos para recorrer el campo de juego de su estadio.

Carlitos Tévez, Wanchope Ábila y Darío Benedetto caminaron entre risas por el césped de la Bombonera, que parecía estar apto, aunque minutos después las copiosas lluvias regresaron a La Boca.

Luego de la práctica, el plantel quedará concentrado en el hotel Intercontinental, mismo lugar al que hoy iba a arribar la delegación de San Lorenzo de cara al partido contra Vélez del domingo a las 20, que también fue suspendido.






Comentarios