Ante la caída incesante de agua provocó la suspensión del partido, la Conmebol confirmó que se juega mañana.


Para este sábado desde las 17 estaba previsto que comenzara el primer Superclásico por la final de la Copa Libertadores, pero el clima no permitió. La fuerte tormenta que comenzó esta mañana inundó parte del campo de juego y de las inmediaciones del estadio. Ante esta situación decidieron suspender el partido y se juega el domingo.  

Ante la lluvia que no da tregua, se decidió suspender el primer Súperclasico y se jugará mañana a las 16 horas.

Así está La Bombonera.

Durante la mañana, una comitiva de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) recorrió el campo de juego de La Bombonera que presentaba sectores con mucha agua acumulada, producto del diluvio.

Los dirigentes de Boca se comunicaron telefónicamente a primera hora día con miembros de la Conmebol, que resolvió enviar algunos emisarios pasadas las 10 para comprobar el estado de la cancha.






Comentarios