Máximo Kirchner volvió este martes a los tribunales de Comodoro Py para ser indagado por el juez federal Claudio Bonadio por el financiamiento de la agrupación La Campora en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas. El diputado nacional presentó un escrito y se negó a responder preguntas.

Maximo Kirchner, en Comodoro Py. Foto: AFP.

​El actual diputado por Santa Cruz llegó antes de las 11 a los tribunales de Retiro, donde estuvo alrededor de 40 minutos. Según informó el diario Clarín, en su escrito señaló -una vez más- que junto a su familia son "víctimas de una persecución política".

Al diputado lo involucró en la causa el exsecretario de Obras Públicas, José López, que colabora como "arrepentido" y que lo nombró al apuntar que la cúpula de la agrupación política era la receptora de los sobornos que hacían los empresarios. Para la Justicia, el hijo de la expresidenta no podía desconocer cómo se financiaba su propia agrupación. 

Luego de la indagatoria, Bonadio debe decidir si acusa al hijo mayor de Néstor y Cristina Kirchner de integrar la asociación ilícita o si, al igual que su madre, lo hizo como jefe.