Isco Tejón estaba prófugo desde 2016 pero tuvo que entregarse después de que se difundiera un polémico video.


El narco español Francisco Tejón Carrasco, líder del clan “Los Castaña”, una de las grandes bandas responsables del tráfico de hachís de Marruecos a España, se entregó después de mostrarse como protagonista de un videoclip de reggaetón.

De acuerdo a un comunicado policial, “Isco”, como era su alias, estaba prófugo desde 2016 y fue detenido pasadas las 7 horas de este miércoles en La Línea de la Concepción, en la provincia de Cádiz, al sur de España.

La entrega fue pactada por su abogado, quien brindó la localización exacta del narcotraficante. La policía venía pisándole los talones desde la publicación de un videoclip del cantante cubano Clase A en el que Tejón aparecía conduciendo un auto. El video se grabó en un chalet de su propiedad, en Cádiz.

“Regresó el dueño de la sandunga”, dice la letra de la canción, mientras se puede ver al cantante junto al narcotraficante bajando de un coche de alta gama. “¿Qué es lo que tú quieres que te dé? ¡Candela!?”, repite el cantante cubano en el polémico video.

Pese a que no lo podían encontrar, Tejón no se ocultaba. El líder de “Los Castaña”, de 39 años, hacía circular fotos de las orgías que tenía con mujeres.

En junio la policía había logrado detener a su hermano, Antonio, alias “El Castañita”, quien fue sorprendido por un operativo cuando visitaba a su amante.

Antonio lideraba la banda pero, tras su detención, Francisco tomó el mando. Con su reciente arresto se consigue desmantelar la cabeza del clan dedicado al tráfico de hachís más importante de los que operan en la zona del Campo de Gibraltar.

Los investigadores consideran que el clan de los hermanos Tejón era responsable de entre el 80% y 60% del tráfico de hachís de Marruecos a España a través del estrecho de Gibraltar, y una de las bandas de narcos más importantes de Europa.

“Los Castaña” eran amantes del lujo y actuaban como “Robin Hood” en esta zona del sur de España, desfavorecida y golpeada por el desempleo, donde contaban con un séquito de protectores.

A finales de 2016, tras un gran operativo policial que acabó con el arresto de 30 de los miembros del clan, tuvieron que pasar a la clandestinidad.

Fuente: Télam






Comentarios