Asimismo, pronosticó una caída del PBI del 1,6% para 2019.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó este martes que la economía de Argentina caerá este año un 2,6%, mientras que para el 2019 pronosticó que el producto bruto interno (PBI) del país se reducirá el 1,6%.

​De esta manera, el nuevo informe de perspectivas económicas globales dado a conocer este mediodía muestra un giro radical en las proyecciones económicas con respecto al informe anterior, difundido en abril último, en el cual el FMI preveía que el PBI argentino creciera este año un 2% y se expandiera un 3,2% en 2019.

Aquel informe salió a la luz justo unos días antes de que Argentina ingresara en un período de fuerte inestabilidad financiera, con depreciación del peso y aceleración de la inflación, variables que han impactado de lleno en la actividad económica.

En el marco de esta crisis, el Gobierno Nacional selló en junio pasado con el FMI un acuerdo de asistencia financiera a tres años, que fue revisado en septiembre y por el que el país podrá acceder a créditos por 57.100 millones de dólares, bajo la condición de cumplir un programa económico de fuerte ajuste fiscal.

En tanto, a mediano plazo (para el 2023), el FMI tiene un pronóstico más optimista: prevé un crecimiento del PBI del 3,2% gracias a una “implementación constante de reformas y el retorno de la confianza”.




Comentarios