Renunció al show en 2014 en medio de un escándalo con Eleonora Cassano. Ahora vive alejado de la fama y las cámaras. 


Desde sus inicios en 2006 hasta la edición 2018, pasaron por el Bailando por un Sueño de Marcelo Tinelli infinidad de figuras del espectáculo: Carmen Barbieri y Flor de la V en los primeros años del certamen, hasta Jimena Barón y Anamá Ferreyra, pasando por la Tigresa Acuña, Silvia Suller, Ricardo Fort, Mike Tyson y hasta ‘La Cicciolina’.

Entre todos los artistas, deportista y mediáticos siempre estuvieron los bailarines, que en principio sólo acompañaban a los famosos, pero poco a poco fueron ganándose un lugar y varios de ellos llegaron a ser figuras por diversos motivos. Laurita Fernández, Virginia Gallardo, Lourdes Sánchez y Gabo Usandivaras son algunos de los ejemplos.

Nicolás Scillama tenía todo para convertirse en uno de los personajes más resonantes del Bailando. Fue compañero de Silvina EscuderoMónica Farro, Florencia Peña, Verónica OjedaMaría Eugenia Ritó. Incluso, en dos ediciones llegó a las semifinales del reality más famoso del país.

Pero en 2014 su vida daría un vuelco y cambiaría por completo. En el Bailando de ese año, a Nicolás le tocó acompañar en la pista a la reconocida bailarina clásica Eleonora Cassano. En medio de la competencia, un conflicto entre ellos terminó generando la renuncia del Scillama, que se alejaría para siempre de la televisión.

Ahora, Nicolás tiene una nueva vida. Junto a su pareja Diego varela, el ex partener de la ahora jurado del Bailando se inclinó por la espiritualidad, y comparte con él una vida tranquila en Mar del Sud, en la Costa Atlántica. Con el mar como testigo, Scillama practica el hinduismo y tiene un altar en su chalet de madera llamado “La luz de Dios”, que además se encuntra protegido por una figura gigante de la Diosa Ganesha.

Te dejamos una galería con las mejores fotos y videos dela nueva vida de Nicolás Scillama:




Comentarios