Señaló a cinco empresas constructoras y reconoció que recaudó dinero en negro para la campaña del 2013.


El exfinancista de Néstor Kirchner, Ernesto Clarens, confesó que algunas empresas contratistas de obra vial y de peajes realizaron aportes ilegales entre 2012 y 2013 para la campaña electoral del kirchnerismo.

Según Clarens, esas empresas eran “Esuco, Cartellone, Losi, Chediack y Roggio, entre otras”. Pese al aporte que realizaron para la campaña de Cristina Kirchner, terminó perdiendo en esas elecciones en la Provincia de Buenos Aires ante el candidato del Frente Renovador Sergio Massa. 

El fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadio recibieron una lista con los montos totales y las concesiones desde el 2003 hasta 2010, según publicó Clarín.

No obstante, hay otra lista escrita a máquina que Clarens le entregó a la Justicia, donde figura el dinero (dólares y pesos) que el dueño de la financiera Invernes recaudó entre el 2011 y el 2015. Además, detalló lo que aportó ilegalmente cada empresa: Esuco-Decavial (del expresidente de la Cámara Argentina de la Industria, Carlos Wagner), 400.000 ; Cartellone, 1.733.000; Losi, 1.279.800; Chediack, 1.978.000 y Roggio no tiene aportes en ese período.

También, precisó que cambiaba esa plata a dólares para llevarle “la recaudación directamente a José López” a un departamento de Puerto Madero.

Varios abogados de los imputados en la causa dudan de la lista de Clarens. Es que creen que omitió algunos nombres por amistad y sospechan porque algunas fechas no coinciden con períodos electorales.

De acuerdo a la lista a máquina a la que accedió Clarín, se deducen las siguientes cifras que aún la Justicia debe comprobar: “Rovella, 2.300.000; JCR (del fallecido Juan Carlos Relats), 44.989.000; Vialco, 250.000; Luciano, 2.500.000; Panedile, 4.000.000; Pietroboni, 200.000; Losi, 3.000.000; Cartellone, 6.000.000; Equimac, 900.000; Chediack, 664.000, CPC, 6.000.000 y Decavial, 66.000”.




Comentarios