La joven que conmovió a todos con su charla sobre "¿Qué tienen los pobres en la cabeza?" contó cómo superó su situación.


En los últimos días Mayra Arena fue noticia su charla para TEDX Bahía Blanca sobre “¿Qué tienen los pobres en la cabeza?“, en la que dejó en evidencia lo que piensa la sociedad con respecto a los pobres y explicó la razón de los principales prejuicios. 

Tengo casi casi todos los estigmas que se pueda tener de pobre: soy hija de madre adolescente, no tengo padre, somos un montón de hermanos, ninguno tiene padre. Dejé la escuela a los 13, fui mamá a los 14“, comenzó diciendo la joven en su relato.

Mayra tiene 26 años, es estudiante de Ciencia Política y tiene un gabinete de depilación en la casa. Además, por las noches cuida abuelos para poder mantener a su familia. Pero, más allá de su vida de “estudiante de clase trabajadora”, ella busca plantar su semilla en el corazón de los argentinos para que puedan cambiar su forma de mirar a los pobres.

A través de conmovedoras anécdotas, la joven explicó por qué los marginados se vuelven violentos, se compran zapatillas carísimas o faltan a trabajar “cada dos por tres”.

A su vez, remarcó la diferencia entre la pobreza estructural, que definió como “los márgenes de la sociedad” y la pobreza esporádica, que tiene que ver con un jefe de familia que se queda sin trabajo pero que tiene una cultura que le permite salir y romper ese círculo. 

Otra incógnita que reveló fue por qué los pobres tienen tantos hijos. “Es lo único que podemos tener”, sentenció y agregó: “Y tenemos muchos porque encontramos en cada hijo una razón para levantarnos todos los días a pesar de nuestra pobreza”.

Dentro de las experiencias más conmovedoras, Mayra contó que se iban a dormir temprano para no pensar en la comida. “Ser pobre es acostarte a dormir y soñar que comés”, aseguró.

Ahora, en diálogo con el programa que conduce Andy Kusnetzoff, Mayra amplió su relato con algunas anécdotas más que grafican a la perfección lo que siente hoy un pobre en la Argentina.

“Yo me concientizé de que era pobre cuando comencé la escuela. Pero cuando más me dolió la mirada de la sociedad fue durante mi embarazo, ahí sentí el desprecio de la sociedad. Sobre todo de la gente grande”, reconoció la joven que asegura que no puede soportar saber que todavía hay pibes que pasan frío, que van a dejar la escuela y pibas que se están quedando embarazadas.

Sobre este último punto, de cara al reciente debate por la legalización del aborto, y sobre la creencia “los pobres no abortan” reconoció: “La mayoría de los pobres son antiaborto. Los pobres lo único que podemos tener son hijos, son lo más precioso que tenemos. Pero la realidad es que cuando ves que se muere una piba porque se mandó un perejil no es una piba rica”.

Además, reveló cómo hizo para salir de la pobreza. “Yo logré romper el círculo de la pobreza, mi hijo ya no pasa las necesidades que yo pasé. Eso es lo más difícil. Pero si yo lo logré es gracias a las oportunidades que me dio la sociedad. Que no me miró mal, no me trató mal e hizo que no acumule tanto resentimiento como sí puede acumular otro pibe”.

Mayra Arena

“Cuando te das cuenta que hay gente que come y que existe esa posibilidad, es cuando empezás a intentar romper el círculo”, admitió. “Si nadie te lo dice, puede pasar que naturalices esa vida y la aceptes como la única posible: ahí es cuando más tiene que estar el Estado”, reclamó.

Con el fin de que otras personas puedan tener su suerte, pidió a todos los argentinos “empezar a ser solidarios con el otro, a tratar bien a un pibe que pide”, asegurando que la consecuencia de esto “es tener un adolescente menos resentido”.

La joven se reconoce obsesionada con investigar qué hay que hacer para terminar con la pobreza y dice que está a favor de urbanizar las villas, para darles mejores condiciones  a los pobres “en lugar de borrarlos y mandarlos a otro lado”.

Su discurso, frontal y conmovedor, le abrió las puertas para dar charlas por todo el país y espera que el día de mañana esta pueda ser su profesión full time .

Mayra ya había sido noticia en marzo, luego de publicar en su Facebook una conmovedora carta titulada El beneficio de ser pobres.



Comentarios