El Nafta o TLCAN es un pacto entre Estados Unidos, México y Canadá que creó en 1994 la mayor zona de libre comercio del mundo. Por exigencia del presidente Donald Trump empezó a renegociarse hace un año.

La semana pasada Estados Unidos logró un entendimiento por lo pronto con México, pero falta definirse qué ocurrirá con Canadá, ya que las conversaciones están trabadas en algunos puntos.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijo a periodistas que funcionarios de comercio estuvieron trabajando durante el fin de semana para lograr avances.

"Y esperamos conversaciones constructivas hoy", añadió, al llegar a su encuentro con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighizer, en Washington.

Entre los puntos conflictivos están el acceso al mercado lácteo canadiense, altamente protegido, y el capítulo 19 de resolución de controversias, que Estados Unidos quiere eliminar.

El viernes 31 Trump notificó al Congreso de su país su intención de cerrar un acuerdo al menos con México. Sin embargo, no está claro si podría hacerlo sólo bilateralmente, ya que el mandato que recibió fue para una renegociación trilateral.

El presidente estadounidense reiteró el fin de semana en Twitter que "no hay necesidad política de mantener a Canadá en el nuevo acuerdo del Nafta".

Acuerdo tripartito - Nafta

"Para el 30 de septiembre se tienen que hacer públicos los textos. Esto da espacio para que el tratado pueda ser firmado a finales de noviembre", dijo hoy a Radio Fórmula el jefe negociador técnico mexicano Kenneth Smith.

Smith dijo que México espera que al final de esta semana haya "noticias positivas" que permitan mantener el Nafta como un pacto trilateral, aunque el Gobierno mexicano ya se aseguró su acuerdo y está satisfecho con eso.

El comercio mexicano está estrechamente vinculado a Estados Unidos, su mayor socio comercial y destino del 80 por ciento de sus exportaciones.

El intercambio bilateral ronda los 520.000 millones de dólares en comparación con los 20.000 millones de dólares de la balanza comercial entre México y Canadá.

"Ya está corriendo el reloj. A finales de este mes se tienen ya que publicar los textos, ya sea de manera trilateral o si se aterriza (concreta) el entendimiento que tenemos con Estados Unidos", dijo Smith.

En México, el 30 de noviembre es el último día de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que entregará la banda presidencial al opositor de centro-izquierda Andrés Manuel López Obrador.

Smith dijo que el cierre de la negociación bilateral "arrojó resultados positivos para México", con lo cual, si Canadá decidiera no seguir adelante, México estaría en condiciones de trabajar con Estados Unidos para terminar el acuerdo bilateral.

No obstante, indicó que hay en este momento un 70 a 80 por ciento de posibilidades de que estadounidenses y canadienses lleguen a un acuerdo.

Una vez hecho público el texto, el contenido tiene que ser revisado legalmente por los Congresos y ser traducido. Una vez firmado se pasaría al proceso de ratificación legislativa, que puede llevar muchos meses.