El exmagistrado admitió que conocía a Roberto Baratta y a su mano derecha Nelson Lazarte. "Expliqué quiénes me apretaron el cogote para sacar las causas de los Kirchner", dijo.


Este miércoles llegó el turno de Norberto Oyarbide para declarar en Comodoro Py ante el juez Claudio Bonadio por la causa de “Los Cuadernos de las coimas”. El exmagistrado fue citado a indagatoria, ya que es mencionado varias veces en los manuscritos de Oscar Centeno, exchofer de Roberto Baratta.

Oyarbide declaró como imputado en la causa por tres supuestos encuentros con personas involucradas en el supuesto pago de coimas durante el kirchnerismo.

Al salir de Comodoro Py, el exjuez manifestó que “a (Julio) De Vido nunca” lo vio. Asimismo, expresó que no conoce a Oscar Centeno, aunque sí a Roberto Baratta y su mano derecha Nelson Lazarte.

Expliqué quiénes me apretaron el cogote para sacar las causas de los Kirchner“, manifestó.

Voy a ir acercando pruebas“, dijo Oyarbide, quien añadió sobre los bolsos con dinero: “Jamas recibí nada“.

Al salir de su domicilio en el barrio porteño de Recoleta rumbo a los Tribunales, el exjuez protagonizó una situación escandalosa en la que tildó de “loros” a los periodistas presentes y les advirtió que “al que se porte mal, garrotazo en la cabeza”. Luego, al ser consultado sobre la causa, explicó que se encuentra en secreto de sumario.

En tanto, al llegar a Comodoro Py, Oyarbide expresó que tiene las “expectativas que tiene cualquier personas que va a prestar declaración indagatoria: que no es nada fácil, es inconveniente”. Y sentenció: “Vengo a ponerle el pecho a las balas”.

Por otra parte, otro que deberá declarar en esta jornada es el exsecretario de la Presidencia, Oscar Parrilli.






Comentarios