El uruguayo "Tito" Goncalvez es toda una leyenda en su país. De las seis finales, ganó tres con Peñarol, el club de su vida. Lo despidieron Forlán y Bengoechea, entre otros. 


Néstor ‘Tito’ Goncalvez, uno de los jugadores más emblemáticos de Peñarol y el único futbolista que jugó seis finales de Copa Libertadores, murió este jueves a los 80 años en el sanatorio Sociedad Española, de Montevideo donde permaneció internado más de una semana. “El gran capitan”, como se lo conoce en Uruguay, no resistió a una complicación hepática que derivó luego en un problema cardíaco.

De las seis finales de Copa Libertadores ganó tres (1960, 1961 y 1966), además de la Supercopa de Campeones Intercontinentales en 1969, y nueve campeonatos uruguayos (cinco de ellos de manera consecutiva).

También obtuvo la conquista de dos ediciones de la Copa Intercontinental (1961 y 1966), una de ellas frente al Real Madrid en el mítico estadio Santiago Bernabeu, hace 50 años.

‘Tito’ Goncalvez consagró toda su carrera al mismo club pese a que tuvo ofertas del Real Madrid y del River Plate argentino. “A todos les dije que no”, afirmó en su momento. 

Es el jugador con más partidos disputados en la historia del Peñarol, con 574 encuentros, y el más ganador, con 15 títulos durante toda su carrera.

El Centro de Alto Rendimiento del Peñarol lleva su nombre y algunos dirigentes aurinegros plantearon nombrar el estadio en su honor, aunque finalmente se decidió por el nombre “Campeón del Siglo”, donde se cumplen desde hoy sus exequias.




Comentarios