También podría haber incrementos en las naftas, dependiendo de la fluctuación del tipo de cambio.


La inflación de febrero marcó un 2,4% y el Gobierno considera que es una suerte “de pico” que impactará en los precios “regulados”. Sin embargo, otros ajustes en los servicios públicos previstos para abril podrían llevar el costo de vida de ese mes a un nivel similar.

El aumento más importante previsto para abril es el de las tarifas de gas: el ente regulador Enargas está estudiando los pedidos de las empresas durante las audiencias públicas y es probable que antes del fin de semana de Pascuas comunique su decisión. Ese incremento coincidirá con el de transporte, que se aplicará en tres tramos en febrero, abril y junio. Los combustibles también pueden subir, dependiendo de la fluctuación del tipo de cambio.

El servicio de aguas y cloacas, que también presionará sobre la inflación, subirá un mínimo de 27% pero en mayo, como una forma de no sobrecargar los bolsillos de los hogares en abril.

En gas, las facturas subieron en un promedio del 45% durante diciembre, y las distribuidoras pidieron una recomposición de entre 35% y 45% en Buenos Aires y de hasta 58% en el interior, según informa Clarín.

La quita de subsidios en colectivos y trenes es otra de las modificaciones en los precios regulados. Un boleto promedio de colectivo subirá a $ 9,50, un 11,7% más que los $8,50 que vale ahora y casi un 50% más que los $6,50 que valía en enero.

En trenes, el Gobierno separó un grupo de líneas (Mitre, Sarmiento, San Martín) de otras que venían con mayor deterioro (como la Roca). En el primer segmento, un desplazamiento entre cabeceras (las que llegan a Once y las más importantes de Retiro) subirá de $8 a $9, lo que representa un 12% más. Con relación al precio de febrero, el alza es de 50%, ya que pasar la SUBE por los molinetes del tren implicaba un gasto de $6.

En el Roca, las proporciones de los aumentos son similares, pero el punto de partida es inferior. El pasajero que viajaba entre La Plata y Constitución pagaba $4 en enero. Desde febrero, fueron $5,50, y desde abril será $6,25. Es un 13% puntual para febrero y 56% acumulativo.

Aunque no afectaría la inflación a nivel nacional, la suba del subte alcanzará al área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Allí, el ministerio de Transporte y el Gobierno de la Ciudad tenían previsto que el viaje costara $11 en abril y $12,50 en junio. Sin embargo, esa corrección quedó judicializada y su aplicación dependerá de la decisión de la Justicia.




Comentarios