El gobernador Casas dijo que la intención es que los "futuros policías tengan una formación profesional y con un fuerte perfil humanitario".


El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, informó hoy que la escuela de cadetes de policía de la provincia estará a cargo de una civil y pasará a depender del ministerio de Educación provincial, luego de los acontecimientos que derivaron en el fallecimiento del aspirante a policía Emanuel Garay.

“A partir de ahora, pasará a la cartera de Educación y al frente estará la docente Hilda Lucero que va a estructurar con una comisión a cargo del ministro del área, las normativas y los planes para la futura formación de los cadetes de la escuela y para que los futuros policías de la provincia tengan una formación profesional y con un fuerte perfil humanitario”, dijo el gobernador Casas.

Y agregó que el ingreso a partir de ahora “dependerá de todo lo que tenga que ver con la parte psicológica, psíquica y médica dependiendo del ministerio de Salud“.

También anunció la creación de “una comisión de seguimiento permanente junto con la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia y algunas organizaciones no gubernamentales donde estén incluidos, entre otros, docentes, diputados y que esté abierto a un control permanente la formación de los futuros policías”.

Acerca de la escuela de policía, Casas afirmó que “permanecerá cerrada por 30 días hasta que se implemente su reestructuración” y aseguró que “esto que ocurrió no volverá a suceder nunca mas”.




Comentarios