El tenista bahiense no pudo con el número 5 del mundo, quien además de la victoria sorprendió con una Gran Willy. 


Además del pasaje a la segunda ronda del Australian Open tras la victoria sobre Guido Pella, el austríaco Dominic Thiem le regaló a los fanáticos del tenis el que podría ser el mejor punto del primer Grand Slam del año. 

Cuando el número 5 del mundo y el argentino igualaban 1-1 en el tercer set, Thiem culminó un intenso intercambio de golpes con una Gran Willy para el recuerdo. 

El europeo, una de las grandes promesas del tenis mundial, reaccionó de forma magistral ante un globo de Pella y se ganó una merecida ovación del público presente.

El norteamericano Denis Kudla, quien en primera ronda venció a su compatriota Steve Johnson, será el próximo escollo de Thiem en el Abierto de Australia.






Comentarios