El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este lunes los nombres del equipo de expertos que lo asesorarán frente a la pandemia de coronavirus, con vistas a ganar "una de las batallas más importantes" que le esperan una vez tome posesión el próximo 20 de enero.

En un comunicado, Biden subrayó que se dejará asesorar "por la ciencia y por los expertos", en aparente contraposición con el actual mandatario, Donald Trump, que ha cuestionado incluso los consejos del principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, en una charla con algunos de los médicos que lo asesorarán sobre el coronavirus (AFP)

"La junta asesora me ayudará a diseñar mi labor para hacer frente al repunte de los contagios; garantizar que las vacunas sean seguras, efectivas y que sean distribuidas de forma eficaz, equitativa y gratuita; y proteger a las poblaciones de alto riesgo", ha explicado Biden.

Biden nombró como presidentes al exdirector de salud pública Vivek Murthy; al extitular de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), David Kessler, y a la doctora Marcella Nunez-Smith, profesora e investigadora de la Universidad de Yale.

El equipo también lo integra Rick Bright, experto en vacunas y exjefe de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado. Otros miembros incluyen a Luciana Borio, especialista en biodefensa; el oncólogo Ezekiel Emanuel, presidente de bioética de los Institutos Nacionales de Salud; el doctor Atul Gawande, asesor de salud de la administración Clinton; la doctora Celine Gounder, experta en enfermedades infecciosas, VIH y tuberculosis; la pediatra Julie Morita, especialista en inmunizaciones; el epidemiólogo Michael Osterholm; Loyce Pace, especialista en salud global; Robert Rodríguez, quien ha estudiado la salud mental de los profesionales médicos encargados de responder al COVID-19; y doctor Eric Goosby, un experto en enfermedades infecciosas y VIH.

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por la pandemia, con casi 10 millones de casos y 237.000 muertos, según la Universidad Johns Hopkins, y la respuesta del Gobierno a la emergencia ha sido uno de los ejes de la pasada campaña electoral.