Carina Zampini, conductora de "El gran premio de la cocina", se animó a probar seso por primera vez y en vivo, pese a la repulsión que le daba. El plato en cuestión era un omelette de seso.

"Soy una mujer de palabra, lo voy a probar", manifestó Carina, a quien se le vino un recuerdo de su infancia.

"Mi mamá, cuando no había plata, reemplazaba la carne por hígado, y me lo hacía pasar como milanesa. Era lo que había, no le guardo rencor”, contó la conductora.

Finalmente, Zampini probó el omelette de seso y, tras llevarse el tenedor a la boca, lanzó: "No está feo, pero no lo comería. No tiene un gusto feo, pero tiene una textura… No es lo mío".

Segundos después, pidió un vaso con agua y se sinceró: "¡Qué difícil va a ser este programa para mí, Dios mío! Todavía se me mueve el cuerpo".