Tras pasar la noche internado, el ex presidente dejó el sanatorio Otamendi acompañado de Juliana Awada.


El ex presidente Mauricio Macri recibió el alta y dejó este miércoles el sanatorio Otamendi de la Capital Federal, donde se encontraba internado luego de haberse sometido a una intervención quirúrgica en la cual le extirparon un tumor benigno del intestino grueso.

Junto a su mujer, Juliana Awada, el ex mandatario se retiró del nosocomio minutos antes de las 12 y se dirigió a la quinta Los Abrojos, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Tras la operación que se llevó a cabo el martes por la tarde y que duró alrededor de dos horas, Pedro Ferraina, médico del ex Jefe del Estado, señaló que “su estado de salud es muy bueno”.

Ferraina precisó que la intervención “fue en el intestino grueso, exactamente en el ciego, lo que se denomina adenoma médicamente, que ya había sido biopsiada previamente y era benigna, pero por su conformación y su ubicación hacían muy dificil sacarla por via endoscópica”.

Más tarde, el propio Macri dejó un mensaje en sus redes sociales: “Gracias al sanatorio y al equipo médico que me acompañó hoy durante mi intervención. Gracias también a todos por sus buenos deseos y cariño. Estoy muy bien, recuperándome”.

Y agregó: “Quiero aprovechar el día de hoy para alentar a todos a que vuelvan a hacerse chequeos de prevención y retomen los tratamientos necesarios. Que cada uno cuide su salud, su propia vida y la de sus familias. A pesar de esta cuarentena eterna no nos dejemos llevar por el miedo”.




Comentarios