En una nueva edición de Periodismo para todos Box, Jorge Lanata repasó los temas destacados de la semana, desde la payasa Filomena hasta el banderazo del 17A.

"Ciento cincuenta y siete días de cuarentena. ¿Viste que cuando las novelas llegan al capítulo 157, y ya te diste cuenta hace 30 capítulos atrás, que la están estirando porque no tienen nada mejor que poner? bueno, acá pasa más o menos lo mismo. En la cuna del coronavirus, en Wuhan, allá donde arrancó todo ¡están de joda! Fiesta electrónica en el agua, sin distancia social ni barbijo. Que no lo vea Gollán…", dijo Lanata al comenzar su clásico monólogo.

"El lunes mucha gente salió a calle en todo el país. En la Ciudad de Buenos Aires hubo una concentración en el Obelisco y el denominador común fue el rechazo a los cambios que impulsa el oficialismo en la Justicia", cambió de tema después, refiriéndose al 17A.

"Lejos de tomar nota, el Gobierno dobló la apuesta. Apuró el tratamiento del proyecto de reforma judicial en el Senado y emitió un dictamen que recién mostró, en un hecho inédito, 24 horas después de firmado. En el medio, le incorporaron la 'cláusula Parrilli' que habilita a los jueces a denunciar las 'presiones mediáticas' y, en el toma y daca, crearon nuevas cámaras de apelaciones en algunas provincias, a pedido de los gobernadores. Fue algo así como: me das un voto, te doy un tribunal, y así", agregó.

Y con humor agregó un comentario sobre el jefe de Gabinete. "Cafiero les pidió perdón a los trabajadores de la salud 'por no haber podido frenar la manifestación'. Si tiene que pedir perdón por todas las caga... que hacen no le va a quedar tiempo para sus ocupaciones específicas, que vendrían a ser: cómo escribir en Twitter, subir fotos a Twitter y retuitear memes de Twitter y pedir perdón por Twitter", ironizó el periodista.

"Otro que salió a hablar fue Grabois: dijo que hay que aplicar la autoridad sobre las personas que se manifestaron. Pidió tomar la patente de los autos y sancionar a los manifestantes. Si no te toma las tierras te toma la patente. Justo él que se cansó de cortar calles y tomar shoppings. Por ahí el Papa lo perdonó y ya está libre de pecado. Grabois se confundió, se tenía que poner el barbijo y se terminó poniendo la gorra", añadió también.

Payasadas

Por supuesto Lanata no dejó pasar la presencia de la payasa Filomena en el reporte de fallecidos de Covid-19 del domingo pasado, día del niño. "Acompañaron los datos con un show de circo. Lo que es la crisis, el kirchnerismo pasó de Fuerza Bruta a la payasa Filomena", comentó.

"Esta escena desató todo tipo de comentarios y críticas. En el Gobierno nadie se hacía mucho cargo de la decisión. Nos dijeron que la sugerencia vino de la directora de Salud Perinatal y Niñez del ministerio de Salud, Gabriela Bauer, que a su vez, es la hermana de Tristán Bauer, ministro de Cultura. De todas maneras, esto pasó el filtro del Ministerio de Salud y, además, del equipo de Presidencia, porque todas las mañanas preparan la infraestructura y supervisan en el lugar esas ruedas de prensa", contó.

La vacuna de Oxford

Sobre la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que se probará en Argentina, Lanata repasó los dichos del presidente. "Alberto Fernández dijo: 'Que la vacuna se produzca sin fines de lucro y en la Argentina es cumplir un sueño'. La vacuna la desarrolló una universidad inglesa, en cooperación con un laboratorio inglés-holandés; pero al menos el sueño es 100% argentino", ironizó.

"El Gobierno que se la pasa hablando del Estado termina adjudicándose una vacuna privada. ¿Por qué se dice que esa es la vacuna más barata? porque la universidad de Oxford pidió que se hiciera non profit en el caso de los gobiernos. O sea, al costo", explicó.

Sobre la vuelta de Sergio Berni

"Berni que ya se curó del COVID lanzó un video de su partido político con este texto: 'Nos preparamos para volver porque la Provincia merece el esfuerzo de todos nosotros. Gracias por sus mensajes de acompañamiento. tu fuerza es mi fuerza'. ¿En qué se convirtió SuperBerni?", lanzó Lanata.

El Corolla de Alberto

A su vez, Lanata también contó: "Alberto debe la patente. Parece que, aunque su sueldo no ha sido disminuido y sus viáticos están cubiertos, el Presidente también tiene cuentas pendientes. Debe $44.163 de patentes por su auto. Es un Toyota Corolla, modelo 2019, que usó para la asunción presidencial el 10 de diciembre. Desde entonces se olvidó de garpar la patente. No pagó ninguna cuota durante 2020".