Con goles de Marquinhos y Eric Maxim Choupo-Moting, el equipo francés eliminó al Atalanta en los últimos minutos de juego.


Con dos goles en el descuento final, el París Saint-Germain firmó una emocionante remontada ante el Atalanta (2-1) este miércoles en Lisboa, para pasar en un suspiro de sentirse eliminado a clasificarse a las semifinales de la Champions League, por primera vez desde 1995.

El brasileño Marquinhos (90′) y el camerunés Eric Maxim Choupo-Moting (90+3′) permitieron la resurrección de los parisinos en el primer duelo de cuartos de final de la Champions, dejando al Atalanta, que se había adelantado en el 27 por medio del croata Mario Pasalic, fuera de la competencia.

Al final está la suerte, está claro, pero si ves todo el partido es algo totalmente merecido. Hicimos un buen partido, una buena segunda parte y hemos controlado. Hemos jugado con más confianza y hemos tenido un buen ritmo”, celebró el entrenador del PSG, Thomas Tuchel.

Fue finalmente un cumpleaños feliz para el París Saint-Germain, en el día en el que se cumplían justo 50 años de su fundación (12 de agosto de 1970).

El equipo galo no llegaba a semifinales del máximo torneo europeo desde hacía 25 años. Entonces le cerró el paso a la final el Milan de Fabio Capello y ahora se enfrentará en la penúltima ronda, el martes de la próxima semana, al Atlético de Madrid o al RB Leipzig, que se miden en cuartos el jueves.

Tras hacer pleno de cuatro títulos en las competiciones nacionales (Ligue 1, Copa de Francia, Copa de la Liga francesa, Supercopa de Francia), el PSG tiene ante sí el reto de ser por primera vez campeón de Europa, la gran obsesión de la entidad y de sus propietarios cataríes.

Kylian Mbappé, lesionado en un tobillo desde hace casi tres semanas, pudo además reaparecer y jugó la última media hora de partido. La mala noticia para el club galo fue la lesión del arquero Keylor Navas, que tuvo que ser sustituido en el minuto 79.

Por su parte, la caída del Atalanta, el equipo revelación del ‘Calcio’ y debutante en el gran torneo europeo en este curso, deja al fútbol italiano sin representantes en esta Liga de Campeones. Juventus y Nápoles habían caído la pasada semana en octavos de final.

Neymar fue el encargado de tener la primera gran oportunidad del partido, cuando en un cara a cara ante el arquero Marco Sportiello envió fuera en el minuto 3.

(Foto: David Ramos/ AP)

Tras dos intentos peligrosos con remates de cabeza que obligaron a actuar a Keylor Navas, el equipo italiano abrió el marcador en el minuto 27, cuando un balón rechazado tras tocar en el colombiano Duván Zapata fue al área y allí, de primeras, el croata Mario Pasalic envió un tiro cruzado ajustado al palo que sorprendió al portero costarricense.

Neymar intentó que su club reaccionara, con un potente tiro desde la frontal del área que se fue fuera por poco. Sobre el final de la primera parte, en otro cara a cara ante Sportiello, aunque algo ladeado en el área en esta ocasión, terminó enviando muy alto.

Ya en el segundo tiempo, coincidiendo con el cambio de ‘Papu’ Gómez en el Atalanta por un aparente problema físico, el PSG dio entrada a su gran esperanza, Kylian Mbappé, que había sufrido un esguince de tobillo el pasado 24 de julio en la final de la Copa de Francia.

Tras el cambio de lesión de Navas por Sergio Rico, una conexión brasileña evitó el desastre a los 90 minutos: Neymar recibió un balón colgado al área por Choupo-Moting y envió un pase de la muerte a un poblado centro del área, donde Marquinhos empujó a la red.

(Foto: EFE/EPA/Rafael Marchante)

Cuando todavía parecía apuntar a la prórroga, Mbappé fue el que dio un pase de la muerte para que Choupo-Moting firmara el 2-1 definitivo. “Pensábamos que el partido estaba decidido, es algo duro”, reconoció el técnico del Atalanta, Gian Piero Gasperini.

Los cuartos de final de la Champions continúan el jueves en Lisboa con el duelo entre Atlético de Madrid y RB Leipzig. Para el viernes quedará el estelar Barcelona-Bayern Múnich, mientras que el sábado se disputa el Manchester City-Lyon.




Comentarios