El titular del SAME se refirió a los cuidados que deben tomar los profesionales que se encuentran en "la primera línea".


El jefe del SAME, Alberto Crescenti, brindó detalles sobre el trabajo que realiza el servicio de emergencias para combatir la pandemia del coronavirus y se refirió a los riesgos que implica estar en “la primera línea”.

“Es una tarea muy dura estar en primera línea, acá no hay horarios, de noche se duerme muy poco”, dijo Crescenti en una entrevista con TN. Y agregó que  “uno quiere levantarse al otro día y que haya menos casos, esperando que la curva termine de bajar y que esto pase”,

Sobre los riesgos del personal de Salud, Crescenti explicó que “el peor momento para contagiarse es cuando uno se desviste”.

“Todo se saca de adentro hacia fuera, pero antes de sacarse los guantes, siempre alcohol en gel o alcohol. El guante se saca de una manera especial, el camisolín, las botas también, y todo se va transformando en un pequeño bollo que va a una bolsa roja de residuos patológicos”, contó.

A su vez, habló de los recaudos que toman aquellos que se desempeñan en las ambulancias: “El conductor de la ambulancia tiene toda la habilidad para pasar hipoclorito donde se sentó el paciente, en la camilla. El médico le da el barbijo y los guantes al paciente antes de subirse a la ambulancia. Una vez que eso pasa, un equipo que tiene diez productos de limpieza va a la ambulancia y la limpia”.

Nosotros vemos cosas que nadie ve, que no le gusta ver. Esta es la primera línea, nosotros tomamos este compromiso como en otros lugares del mundo. Es un sistema solidario, gratuito”, expresó el titular del SAME.

“Desde el 5 de marzo recibimos 200.000 llamados y hemos trasladado 1.100 pacientes sospechosos o positivos de COVID-19, y gracias a Dios no tenemos ningún caso positivo en el equipo”, concluyó Crescenti.




Comentarios