"¡Ya me estoy quedando sin stock!", señaló la conductora de "Cortá por Lozano, que sale de su casa exclusivamente para hacer el programa.


Verónica Lozano, la conductora del programa “Cortá por Lozano”, que emite la pantalla de Telefe, confesó que la cuarentena obligatoria tomada por el presidente Alberto Fernández la obligó a modificar su estilo de vida y a refugiarse en un “gustito”.

En una entrevista vía Skype con el actor Leonardo Sbaraglia, la periodista reveló qué le gusta hacer por estos días. Con este aislamiento se me está dando por beber un poco de más. Lo digo sin hacer apología del delito ni de la bebida. Pero en aislamiento uno come y bebe de más”, afirmó con el gracioso tono que la caracteriza.

Verónica Lozano confesó que la cuarentena obligatoria la obligó a modificar su estilo de vida y a refugiarse en un “gustito”.

El actor de “Relatos Salvajes” le contestó: “Es parte del aislamiento aprender a racionalizar (los alimentos y la bebida). Pero los gustos hay que dárselos, hay que relajarse y disfrutar”.

Después, Lozano confesó qué le gusta hacer antes de irse a dormir. “Algún whisky tomo. Pero muy poquito”. Luego, el equipo que la acompaña en la televisión mandó al frente a Mauro Szeta, columnista del ciclo.

“Como Mauro, es del mismo palo también”, se escuchó de fondo. “A mí lo que me está pasando es que estoy sin stock”, respondió el periodista especializado en policiales. Y rápidamente la conductora le prometió obsequiarle una botella para que no tenga que salir a comprar, al tiempo que admitió que ella también se está quedando con pocas reservas. ¿Podrán aguantar toda la cuarentena así?​




Comentarios