Eugenia "La China" Suárez (28) abrió su corazón ante las 4,2 millones de personas que la siguen en Instagram. Es que subió un video en blanco y negro (que repetía la consigna "Yo también me quedo en casa"), junto a un texto profundo, que encontró eco en miles y miles de usuarios.

Allí, se refirió a los desafíos de ser madre durante la cuarentena; la ansiedad propia del encierro; y su preocupación por todos aquellos que deben seguir trabajando, los que no cuentan con un hogar o insumos básicos y todas las víctimas de la pandemia en curso.

"Es normal sentirse deprimido, angustiado, asfixiado, con incertidumbre. Personalmente, mi nivel de exigencia conmigo y con los demás es muy alto, y me doy cuenta que en este momento de mi vida no queda otra que dejar de exigirme/exigir", comenzó.

Luego, agregó: "Veo que otras madres hasta hacen manualidades con los hijxs, inventan juegos, y me siento mal. Yo apenas estoy pudiendo con saber la cantidad de gente que está muriendo en el mundo, los que van a morir, los contagiados, los respiradores que no alcanzan, los médicos sin dormir, sin ver a sus familias, muchas veces sin los insumos suficientes para hacer su trabajo, la gente que vive al día y que si no trabaja, no come".

La actriz aclaró que no pretendía quejarse: sabe que "hay gente que la está pasando realmente mal". Además, habló de sus "privilegios" por "tener salud, una casa donde dormir".

La China junto a sus hijas, Rufina Cabré y Magnolia Vicuña. (Instagram)

"Es simplemente decirles que es normal un día no tener ganas de hacer nada, llorar o simplemente estar de mal humor", concluyó. Recordemos, que la joven está transitando su tercer embarazo.

En un día, la publicación acumuló más de un millón de reproducciones y casi 2 mil respuestas de apoyo. Sobre todo, de mujeres que atraviesan la misma situación y que tratan de mantenerse calmas, mientras cuidan a sus hijas e hijos.

"Tal cual, me pasa muchas veces al día de no saber qué hacer para entretener a mis hijos y que no sean adictos a la tecnología, y luego trato de relajarme y no ser tan exigente", escribió una seguidora. "Eso", contestó la China.

En otro de los comentarios, aclaró que lleva la rutina "sin culpa". "Me agoto, paso tablet, pongo peli y dibujitos a cualquier hora. Más 11 perritos. Ommmm", remató.