Se suspenden juicios y audiencias, con restricciones de circulación, licenciamiento de personal y guardias mínimas.


La Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso este lunes declarar como “días inhábiles” al plazo que va del 16 al 31 de marzo, lo que determinará una parálisis casi total de la justicia federal y nacional, en una decisión para colaborar contra la propagación el coronavirus.

La decisión, que fue votada por unanimidad tras una deliberación de dos días con un cuarto intermedio, ordena asegurar prestaciones mínimas con funcionarios de primera línea de responsabilidad.

La decisión se conoció minutos después de que la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), que lidera el sindicalista Julio Piumato, anunció un paro nacional por tiempo indeterminado para evitar que los trabajadores se expongan a la propagación del coronavirus.

La comisión directiva nacional de la UEJN resolvió por unanimidad declarar la huelga para presionar a la Corte que determine la feria judicial por al menos quince días en el marco de la pandemia.

El gremio consideró como “sensatas” las declaraciones de feria de las justicias provinciales en al menos 16 jurisdicciones distintas.

Y destacó la suspensión de juicios, audiencias, restricciones de circulación, licenciamiento de personal y guardias mínimas resueltas por los diversos juzgados, tribunales, cámaras, defensorías y fiscalías.

Asimismo, destacó el pedido expreso de feria realizado por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y la Junta de Presidentes de Cámaras Federales de todo el país.

El gremio también afirmó que los trabajadores judiciales atraviesan momentos de “angustia” dado que están “preocupados por su salud y la de sus familias en el marco de la emergencia judicial que agrava la situación que se atraviesa”.




Comentarios