Habría ocurrido en una fiesta, donde se cruzó con los chicos de Zárate, que comenzaron a golpearlo en grupo.


El crimen de Fernando Báez Sosa hizo generó una reflexión en la sociedad sobre la violencia en el deporte y en la juventud en general. Ante esto, un joven que fue víctima de los mismos rugbiers se animó a contar su historia.

Federico denunció que él fue golpeado por el mismo grupo de chicos que el 18 de enero mató a Fernando en Villa Gesell. Antes, en septiembre, habían atacado a este chico en una fiesta, en Zárate. Luego compartieron videos de la golpiza en las redes sociales.

“Yo estaba en una fiesta y voy al baño, y cuando vuelvo me empiezan a decir cosas. Entonces me caigo y ahí me agarran a piñas y patadas entre todos”, contó el joven en Telefe, y dijo que la provocación comenzó cuando uno lo acusó de romperle el vaso.

Cuando pudo levantarse, el joven corrió hacia su auto y lo puso en marcha, pero al retroceder cayó a una zanja. “Cuando el auto quedó trabado aprovecharon todos y vinieron a pegarme, a mí y al auto. Querían abrirme puertas y ventanas. Cuando logré irme, me tiraron piedrazos”, dijo, y recordó que una piedra le pegó en la mejilla.

Federico también dijo que después de la golpiza quedó con dificultad para caminar durante un mes, y que no hizo la denuncia porque estaba muy dolorido.




Comentarios