Max era un husky siberiano que, junto a su dueña, buscaba enfrentar los costos de su enfermedad.


Max, el husky siberiano que vendía cupcakes junto a su dueña en Sonora para cubrir los gastos de su tratamiento contra el cáncer, falleció este domingo. Yoselin Macías dio la noticia a través de sus redes sociales y aclaró que se le hizo una necrosia al perro para conocer su causa de muerte.

El flyer que promocionaba la venta de cupcakes.

En la publicación de Facebook en la que contó el hecho, la dueña del can escribió: “Esta mañana a las 5 am Max entró a mi cuarto, cosa que el nunca hacía, él dormía en la sala. Después durmió mucho a un lado de mi cama, a un lado mío. Yo volví a dormirme y cuando desperté él ya había fallecido“.

Yoselin Macías anunció en sus redes la muerte de Max.

A pesar de la tristeza por la muerte de su perro, Macías agradeció el “enorme apoyo” que le ofrecieron y dijo que la consuela saber que “estas tres semanas Max conoció el verdadero amor y no murió cruelmente en donde vivía anteriormente”. Y es que el dueño anterior del perro tenía un criadero y se deshizo de él cuando se enfermó. Yoselin lo rescató y aseguró hacer “humanamente” todo lo que pudo para ayudarlo. 




Comentarios