El cierre de las operaciones incluye a ciudades de otros países. En el país, la compañía opera con una flota de 860 unidades.


La empresa de monopatines eléctricos Lime dejará de operar en la Argentina al igual que en otras 12 ciudades de todo el mundo con el objetivo de alcanzar mayor rentabilidad, según anunció la firma en un comunicado.

En concreto, Lime abandonará Atlanta, Phoenix, San Diego y San Antonio (Estados Unidos); Linz (Austria); Bogotá (Colombia); Buenos Aires (Argentina); Montevideo (Uruguay); Lima (Perú); Puerto Vallarta (México); Rio de Janeiro y São Paulo (Brasil).

“Aunque la mayoría de nuestros 120 mercados han adoptado soluciones de transporte de micromovilidad y son rentables, hay algunas comunidades en donde estas soluciones han evolucionado más lentamente“, explicó el consejero delegado de Lime, Brand Bao.

Y agregó: “Una parte de lograr nuestra visión de transformar la movilidad urbana es lograr la independencia financiera y es por eso que hemos trasladado nuestro foco principal a la rentabilidad”.

Monopatines Lime.

El cierre de las operaciones en estas ciudades implicará el despido de cerca del 14% de la plantilla de la empresa, equivalente a 100 trabajadores, según confirmó Lime.

En el caso puntual de la Argentina, Lime opera con una flota de 860 unidades, que es el máximo permitido aprobado por la Legislatura porteña.

La compañía aún no ha informado qué pasará con los monopatines eléctricos de las ciudades que ha abandonado.




Comentarios