Con la aprobación del proyecto de ley de emergencia económica de Alberto Fernández, el 43% de la oferta de vehículos cero kilómetro a la venta podría encarecerse o quedar fuera del mercado, advirtió Clarín.

Se debe a que el megaproyecto restituye la abandonada doble escala de impuestos internos a los vehículos, que podría repercutir en una suba de 25% para modelos que cuestan más de 1,8 millón de pesos y de 50% para los que tienen un precio al público por encima de $3,3 millones.

Uno de los salones de venta de Yacopini Motors.

En total, un 43% de los 991 modelos y versiones de vehículos disponibles en las concesionarias quedaría afectado por los nuevos impuestos, según estimó el importador Ernesto Cavicchioli, representante de la marca Hyundai en la Argentina.

Sin embargo, las pick ups y los vehículos utilitarios quedarían exentos, lo que beneficiará a los cuatro modelos de pick ups que se producen en el país (Toyota Hilux, Ford Ranger, Volkswagen Amarok y Nissan Frontier) pero no a los utilitarios locales (Renault Kangoo, Citroën Berlingo, Peugeot Partner), con precios actuales por debajo de $1,8 millón.

Foto cortesía: Radio ADN 979 Rafaela

Mientras, la Asociación de Concesionarios Automotores (ACARA) anunció el miércoles que pedirá una "revisión de la medida" ya que, después de un año con ventas que cayeron casi 50%, las concesionarias tienen un stock de más de 120.000 vehículos sin vender.

"No nos pueden cambiar las reglas de juego de esta manera, ya que nos empujan al borde del precipicio", manifestó Cavicchioli, y explicó que todas las marcas están trayendo autos cuyo pago ya está comprometido y que llegarían cuando la nueva ley ya los haya encarecido.