El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo dio precisiones sobre el beneficio que se aplicará a unos dos millones de personas.


Uno de los puntos centrales del Plan “Argentina contra el hambre” que anunció el presidente Alberto Fernández es la tarjeta alimentaria, que se entregará a madres de niños de hasta seis años para monitorear que su alimentación sea saludable y equilibrada.

Funcionará como una tarjeta de débito que podrá usarse solo para comprar alimentos, no para extraer dinero. “Se podrá adquirir cualquier tipo de alimento, menos bebidas alcohólicas”, precisó este viernes el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo.

“Será una tarjeta del Banco Nación que no tendrá ningún intermediario. La única diferencia con una tarjeta de débito será que no se puede usar en los cajeros y que todos los meses será recargada”, añadió. “La van a recibir en forma automática las madres que estén embarazadas a partir del tercer mes, hasta aquellas madres de niños de hasta seis años, inclusive“.

También informó que “la implementación será automática, cruzando bases de datos del Anses y de la Asignación Universal por Hijo (AUH), no será necesario que los beneficiarios se anoten“, y que dentro de poco se anunciará el monto que contendrá la tarjeta.

Arroyo también contó que el ministerio hará un seguimiento de qué productos se adquieren con la tarjeta. “En la tarjeta quedará codificado lo que se compra, así que un equipo de nutricionistas va a poder analizar qué tipos de productos se están consumiendo más y cuáles estarían faltando”, dijo.

Según los cálculos oficiales, unos dos millones de personas serán beneficiarios de esta medida.




Comentarios