El fiscal federal Guillermo Marijuan desestimó una denuncia presentada contra el senador y candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, por supuesta "intimidación pública" a raíz de declaraciones a la prensa vinculadas al narcotráfico en un asentamiento del Bajo Flores.

"La verdad habría que dinamitar todo, que todo vuele por el aire", dijo Pichetto el 3 de octubre pasado en una entrevista con la Escuela de Comunicación de Perfil Educación en alusión a quienes venden droga en la villa 1-11-14.

A raíz de ello fue denunciado y el fiscal Marijuan dictaminó que debe desestimarse la presentación porque "carece de relevancia jurídico penal", informaron fuentes judiciales.

El fiscal Guillermo Marijuan. ARCHIVO.

En el escrito entregado a la jueza del caso, María Servini, el fiscal sostuvo que Pichetto aclaró que se refería a que "habría que dinamitar los bunker y entrar con la fuerza de la ley".

"Difícilmente las expresiones de Pichetto -aún teniendo en cuenta su calidad de funcionario público- podrían promover inmediatamente alguna reacción contraria a la ley pues, el instigador, debe tener entre sus finalidades la de influir sobre la mente del público, lo que lleva a que la instigación deba ser razonablemente seria, que alguien recoja la idea y que pase a la acción, todo lo cual además de requerir un dolo directo, no se han concretado en los hechos", sostuvo el fiscal.

Además, el fiscal Marujian aludió a la "libertad de expresión" y explicó "es precisamente frente a expresiones que resultan irritantes, inquietantes, provocativas al punto incluso de considerarlas revulsivas, cuando la sociedad democrática pone a prueba su tolerancia y pluralismo".

Ante esto, "y si bien esta Fiscalía puede hacer un juicio critico de los dichos del funcionario, debe dejarse de lado una reacción punitiva a su respecto pues las expresiones denunciadas en auto no son constituitivas de delito, en punto a que las mismas no reúnen los elementos normativos exigidos".