El ministro de Justicia y Derechos Humanos opinó que en 12 años "no se avanzó sobre el narcotráfico y la corrupción".


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, German Garavano, opinó el tipo de desenlace que tendrían las causas judiciales que enfrenta Cristina Kirchner tras las elecciones de octubre. Ante un posible triunfo de Alberto Fernández, candidato a presidente del Frente de Todos, el funcionario dijo que espera que los juicios orales que involucran a la expresidenta por corrupción “no queden congelados” por cuatro años si llega a ser la próxima vice.

“Más allá de cómo se votó en las PASO la gente no está dispuesta a volver a clima de impunidad que se vivió en el kirchnerismo”, señaló Garavano, en diálogo con A dos Voces. “Pasaron 12 años donde no se avanzó sobre el narcotráfico y la corrupción. Teníamos la famosa puerta giratoria en la que los delincuentes entraban y salían. Incluso antes, la víctimas eran revíctimizadas y no eran valoradas en el proceso penal”, criticó.

El funcionario negó una supuesta vinculación política en el caso de los ocho presos K que fueron liberados tras las PASO. “En la Argentina están dadas todas las condiciones para que los jueces puedan actuar con absoluta dependencia, cumpliendo la ley y aplicándola. En esa línea esperamos que se resuelvan todos los frentes judiciales y que estos no dependan de una elección”, aclaró. En este sentido, planteó: “Si algún juez por el calor político quiere cambiar el criterio o quedar bien con algún sector me parece que se equivoca”.

“Acá hay que poner el foco en que por primera vez en nuestro país tenemos exfuncionarios y empresarios vinculados a hechos de corrupción condenados y con sentencia firme. Esto no había pasado nunca y es un avance. Hay que profundizar sobre esta línea”, remarcó.

Este miércoles, el ministro dijo que la Corte Suprema “es tan independiente que parece opositora”, en referencia a resoluciones del máximo tribunal que son contrarias a las medidas impulsadas por el gobierno nacional. Volviendo sobre sus palabras, el funcionario indicó que esto un “mérito” de la gestión de Mauricio Macri.

“Es importante para todos los argentinos tener una Corte que genere confianza y que pueda mostrar su independencia y que no se la vea alineada a ningún sector. Lamentablemente, esto es algo que ya pasó. Una ganancia de este Gobierno tiene que ver con la independencia de la Justicia y las herramientas que les hemos dado para investigar la corrupción y el narcotráfico”, concluyó.




Comentarios