El candidato presidencial de Consenso Federal también se refirió al próximo desembolso del Fondo Monetario.


El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, consideró que si el Gobierno comete errores y la oposición es irresponsable, existe la posibilidad de que la Argentina caiga en una hiperinflación.

“Si el Gobierno comete errores y la oposición actúa con irresponsabilidad, los riesgos están“, afirmó Lavagna el miércoles en conversación con “A dos voces” (TN), en referencia a un posible escenario hiperinflacionario.

En otro tramo del programa, el ex ministro de Economía consideró que el desembolso de US$ 5.400 millones que el FMI debe hacerle a la Argentina “se va a producir, probablemente, no antes de las elecciones” del 27 de octubre “sino después”, y propuso para el próximo gobierno “modificar la visión” de un “shock financiero” y pasar a un “shock productivo”.

Después de la reunión del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, con las nuevas autoridades del FMI, Lavagna señaló que “el desembolso se va a producir, probablemente, no antes de las elecciones sino después, salvo que en el medio alguien cometa un error muy grave”.

Para el ex ministro de Economía, “en condiciones parecidas a las del día de hoy, después de la elección ese desembolso va a estar”.

Sin embargo, advirtió que esos fondos “no tienen que ser para que se sigan fugando capitales, sino con una condición: que esa plata se use para recomprar bonos que Argentina emitió, y que están muy baratos”.

Lavagna sostuvo además que si bien la herencia que recibió el presidente Mauricio Macri de la gestión de Cristina Kirchner era “mala”, porque “había un estancamiento de cuatro años y una inflación del 25%, la que deja es peor, porque la pobreza es más alta, la inflación es 20 puntos más que la del período anterior y reaparece ese monstruo en la vida argentina, casi permanente, que es la deuda“.

En esa línea, el postulante presidencial repasó: “Hemos vivido cuatro años de shock financiero, que son los que hicieron enormes diferencias, como la hicieron en la época del justicialismo y la convertibilidad, con (el ex presidente Carlos) Menem y (el ex ministro de Economía Domingo) Cavallo“.

Por eso, resaltó la necesidad de “modificar totalmente la visión y ver cómo uno genera un shock productivo, que casi es lo contrario del financiero”.




Comentarios