El mandatario brindó un discurso en la 74ta. Asamblea General de las Naciones Unidas. Pidió que Irán "coopere" para "avanzar en la investigación del atentado contra la AMIA".


El presidente Mauricio Macri pronunció su último discurso como presidente argentino ante la Asamblea General de las Naciones Unidas con un discurso en el que reiteró el reclamo por Malvinas, reiteró su condena a la “dictadura de Nicolás Maduro” y destacó el empeño de su gobierno por lograr la apertura argentina al mundo, así como la lucha contra el narcotráfico.

En Nueva York, al participar de la 74° Sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el mandatario puso énfasis en la decidida “inserción argentina” en el mundo, porque a su criterio “frente a las tendencias de fragmentación, la mejor respuesta para avanzar hacia un futuro próspero es más cooperación, más y mejor multilateralismo” como principal contribución a la “gobernanza global”.

“Desde que asumí decidimos dejar atrás una etapa de confrontación con el mundo, con una inserción internacional inteligente, en un contexto internacional complejo, de incertidumbres y crecientes tensiones geopolíticas”, dijo Macri, en abierta alusión al gobierno de su antecesora, Cristina Fernández de Kirchner.

El presidente argentino, que en las elecciones primarias fue derrotado por más de 15 puntos porcentuales por el peronista Alberto Fernández, no hizo ninguna alusión al proceso electoral y, en cambio, se centró en realizar lo que denominó un “balance” de las acciones de su gestión de gobierno para que la Argentina volviera al mundo.

En este sentido, destacó que “la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Cumbre del G-20 y la Conferencia de la ONU sobre Cooperación Sur-Sur, desarrolladas en la Argentina en los últimos tres años, son tres hechos que instalaron a la Argentina en el mundo y al mundo en la Argentina”.

Resaltó que “la Argentina también ha afianzado su rol positivo para fortalecer la paz y la seguridad”, mediante la promoción del “uso pacífico de energía nuclear, el desarrollo espacial y lucha contra el terrorismo”.

“Expresamos aquí una vez más nuestro férreo compromiso con la no proliferación, que ha sido un pilar del consenso democrático de las últimas décadas en la Argentina, y que guía nuestro desarrollo de tecnología nuclear”, destacó Macri.

A su vez, el mandatario le pidió a Irán que “coopere con las autoridades judiciales argentinas” para “avanzar en la investigación del atentado contra la AMIA”, al reafirmar la necesidad de que “todas las personas involucradas en los ataques se presenten ante los tribunales argentinos para que puedan ser juzgados y eventualmente condenados”.




Comentarios