Un empleado de un lavadero de autos volcó el auto de un cliente y su reacción fue muy curiosa: lo siguió limpiando.

El hecho ocurrió en Villa Elisa, Paraguay, y se viralizó rápidamente a través de las redes sociales.

El empleado debía mover un auto de la marca Toyota para terminar de lavarlo pero cuando hizo la maniobra volcó.

Los testigos explicaron que la actitud del hombre pudo haberse debido a un supuesto estado de shock.