Además del robo que significa que una persona utilice tu servicio de wifi, el peligro de que use tu red privada tiene que ver con el acceso a tus datos personales. Para controlar esto, los dueños de los routers pueden verificar quién está conectado y evitar así el ingreso de terceros. Te explicamos dos formas de lograrlo.

1) ​Por medio del panel de control del equipo​: Lo que hay que hacer para saber si un desconocido está usando nuestra red inalámbrica es entrar al panel de control del equipo. Para esto hay que abrir un navegador web e ingresar la dirección local del router. Por lo general es 192.168.1.1, 192.168.0.1, o alguna dirección IP similar. En caso de no conocerla, basta buscar cuál usa el fabricante.

Al poner la dirección en la barra del navegador, se abrirá el panel de configuración del router, que debería estar protegido por un nombre de usuario y una contraseña. Esta combinación debería estar pegada en este, impresa en su manual o debería tenerla la empresa operadora de la conexión (en este caso, habría que llamar para conseguirla).

Lo que hay que hacer para saber si un desconocido está usando nuestra red inalámbrica es entrar al panel de control del equipo.

Una vez dentro de la web del router, hay que buscar la solapa "WAN", "Aparatos conectados" o alguna similar. Esta tiene un listado de los dispositivos conectados, ya sean tablets, computadoras, celulares o televisores, y pueden estar identificados por el nombre del modelo o uno personalizado como "PC Juan". Un breve repaso de la lista debería indicar si hay alguno que no corresponde.

Si todos son conocidos, perfecto. De lo contrario, hay que bloquearlos. Una opción es denegarle la conexión al aparato cambiando la contraseña por una nueva y segura.

2) Otra manera de analizar la red es por medio de la aplicación Fing, que es gratuita y está disponible para iOS y Android. Al descargarla y abrirla se verá, entre otras cosas, todos los dispositivos conectados a la red con sus respectivas direcciones IP, nombre de fabricante y MAC.

Otra manera de analizar la red es por medio de la aplicación Fing.

El MAC es un identificador único que tiene cada dispositivo conectado, desde un smartphone, una smart TV, un Chromecast hasta una computadora.

Este dato sirve para hacer un bloqueo o configurar un fitro. Así, se puede crear una lista de dispositivos autorizados a conectarse a la red o una en la que se especifican cuáles no pueden acceder a ella.