Minutos antes del duelo entre Argentina y Brasil, la 'Pulga' se tomó unos segundos para cumplir el sueño de un chico.


Minutos antes de salir al campo de juego para disputar la semifinal de la Copa América frente a Brasil, Lionel Messi tuvo un gesto muy tierno con un nene que esperaba para entrar a la cancha junto a los jugadores.

Mientras la ‘Pulga’ hablaba con su excompañero Dani Alves, uno de los niños se acercó para saludarlo. Leo no dudó un segundo y le dio la mano, mientras el pequeño no dejaba de mirarlo con admiración.

El nene no podía creer que estaba tan cerca del 10, y durante todo el camino hacia el terreno de juego no dejó de observar al rosarino. El chico no olvidará jamás ese momento.






Comentarios