El arquero de la Selección Argentina fue una pieza fundamental para que el "Millonario" vuelva a dar una vuelta olímpica.


Franco Armani volvió a ser fundamental para que River vuelva a ser campeón. Esta vez, el arquero de la Selección Argentina tuvo una actuación brillante en la noche del Monumental frente al Athletico Paranaense.

El Millonario se adueñó de la pelota y empezó a arrinconar al equipo brasileño en su arco, pero no podía confiarse porque en una jugada te podían cambiar todos los planes.

El arquero del Millonario desvió, a puro reflejo, un remate de Lucho González que llegó desde adentro del área chica y mantuvo el cero en el Monumental.

El arquero se hizo gigante y respondió de manera superlativa ante uno de los pocos ataques que tuvo la visita en el primer tiempo. Roni aventajó a los defensores de River y le sirvió el 1-0 a Lucho González, pero el “1” del Millonario respondió y en el estadio se gritó como un gol porque el encuentro seguía 0-0.

River volvió a ser campeón de la mano de Gallardo tras ganarle al equipo brasileño 3-0 con un resultado final de 3-1 en el global. Sin dudas la presencia de Franco Armani abajo de los tres palos volvió a ser fundamental. 




Comentarios