El abogado de dos de las familias de las víctimas aseguró que "se está probando el encubrimiento" policial en el caso que investiga la muerte de cuatro jóvenes.


El abogado de dos de las familias de las víctima resaltó este lunes que “se está probando el encubrimiento” policial y deslizó que hay una “asociación” con la intendencia de la localidad bonaerense de San Miguel del Monte.

“Lo que se está destapando sobre la asociación entre el personal policial, la intendencia de la localidad y otros funcionarios es muy grave“, aseguró el letrado en declaraciones televisivas, que representa a los papás de Camila López (13) y Danilo Sansone (13).

Lo que cuestionó principalmente fue la manera de proceder en los primeros instantes tras la masacre del pasado lunes a la madrugada. “Si supuestamente la intendenta (de San Miguel del Monte) Sandra Mayol le dijo al ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo que los vecinos habían escuchado disparos, ¿por qué se permitió que la misma Policía siguiera investigando el hecho, dándole horas de impunidad?”, explicó.

Mayol ya se había referido al asunto y fue crítica con el accionar policial al indicar que “lo primero que dijo la policía es que no habían disparado, querían hacerlo pasar como un accidente más”.

Debido a las declaraciones de la intendenta de San Miguel del Monte, llama la atención que ahora sea blanco de sospecha ante la acusación del abogado que afirmó que de no ser por el “pueblo”, posiblemente se “tapaba” el caso y “quedaba en la nada”.

Además, cuestionó el índice delictivo de la localidad que está ubicada a 112 kilómetros al sur de la Capital Federal, que arrojó 215 denuncias en 2017. “Varios de esos casos son delitos menores, pero ¿realmente no pasaba nada, o lo que sucedía se tapaba? No hay que ser inocentes, con la impunidad con la que se intentó manejar la Policía, de querer pasar esto por un simple accidente de tránsito, ¿era la primera vez que lo hacían?”, planteó.

También, el letrado se refirió a una de las hipótesis que manejan los investigadores del caso, que surgió a partir de un dato que dio a conocer el tío del conductor del Fiat Spazio, Carlos Aníbal Suárez (22), quien señaló que a su sobrino le pidieron una coima de $4.000.

“Le cobraron una coima de cuatro mil pesos veinte días antes de lo sucedido porque no tenía la transferencia de su auto, pero no por eso le iban a disparar a un chico que no tiene elementos ni la estructura para llevar a cabo una denuncia”, dijo.

Y agregó: “No cierra la complicidad de catorce policías y ahora de un funcionario policial sólo porque estos chicos evadieron un control de tránsito por una coima, yo creo que acá hay algo muchísimo más grave y espero que lo podamos probar“.

Mientras tanto, Rocío Gualiarello (13), la única sobreviviente de la masacre de San Miguel del Monte, se encuentra luchando por su vida en el hospital El Cruce de la localidad bonaerense de Florencio Varela. Si bien el último parte médico arrojó que presentó mejorías, su cuadro “es muy grave”.

La joven está internada en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica con politraumatismos graves en cabeza (cerebro) y tórax (ambos pulmones).

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios