El Sumo Pontífice tuvo un breve encuentro con magistrados argentinos en la Plaza de San Pedro.


El Papa Francisco les pidió a los jueces de la Argentina que “sigan adelante” con “mucha paz” en sus deberes para impartir justicia en el país y reconoció que no tienen una tarea sencilla, lo que despertó especulaciones y suspicacias por el momento en el que fue expresado el mensaje.

“No es nada fácil el trabajo de ustedes, la responsabilidad delante de la sociedad, delante de las personas, delante de Dios. Pero sigan adelante con el corazón abierto, con mucha paz. Donde hay un buen juez, la sociedad anda bien“, expresó el Papa.

El jefe de la Iglesia Católica se expresó de esta manera en un encuentro en la Plaza de San Pedro con la Comisión Directiva de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Jufejus) y de la Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial (FAM).

Las palabras del religioso argentino se dieron mientras en la Argentina había una fuerte polémica por el pedido de la Corte Suprema de Justicia para revisar el expediente de una causa por fraude contra Cristina Fernández de Kirchner cuando sólo faltaba una semana para el inicio del juicio.

Luego, el Papa Francisco tuvo un encuentro a puertas cerradas prelados de las regiones Centro, Cuyo, NOA y Patagonia. Allí, el jefe de la Iglesia Católica solicitó a los religiosos de su país de origen “alentar la escucha y el diálogo”, justo cuando se desenvuelve aquí una áspera campaña electoral.

En el Vaticano hubo una misa y luego se realizó el encuentro a puertas cerradas. La celebración religiosa fue en la Tumba del Apóstol. La misa fue presidida por monseñor Marcelo Colombo, Arzobispo de Mendoza y Vicepresidente II de la Conferencia Episcopal Argentina.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios