Arrancamos una nueva semana en la Región de Ansenuza con clima inestable, aunque sin registros importantes de lluvias, algo que mantiene expectantes especialmente a los productores rurales, teniendo en cuenta la sequía que sufre desde hace varios meses gran parte de la provincia de Córdoba.

Para la jornada se prevee que se mantenga el cielo con nubosidad variable, posibles chaparrones localizados de variada intensidad. El termómetro marcará una máxima de 30° y una mínima de 20° con influencia del viento que soplará desde el sur.

El Servicio Meteorológico Nacional mantiene una alerta naranja para las provincias de Córdoba, San Luis, Santa Fe y Entre Ríos. El área será afectada por lluvias y tormentas fuertes o severas, esperando valores de precipitación acumulada entre 40 y 90 mm, pudiendo ser superados de forma puntual. Dichos fenómenos estarán acompañados por muy intensas ráfagas, caída de granizo de diversos tamaños e importante actividad eléctrica.

Paz y tranquilidad en las playas de AnsenuzaPrensa Municipal Miramar