VíaRosario

El juez Caterina consideró que no reunía los requisitos para internarlo en un psiquiátrico como solicitaba la Fiscalía.

Liberaron al pasajero que protagonizó el incidente con un chofer de la línea 122, quien sufrió un infarto en pleno viaje y terminó con el micro sobre una vereda.

Este martes tuvo lugar la audiencia imputativa contra Ángel Gabriel G. de 35 años, que había quedado demorado tras el hecho ocurrido el domingo por la noche.

Esta persona contaba con un pase de discapacidad cuando abordó el colectivo, y momentos después, mantuvo un fuerte altercado con el conductor.

Ante esta situación, el fiscal César Cabrera había solicitado la internación compulsiva del pasajero al argumentar que presenta “peligrosidad hacia terceros por un retraso madurativo leve”.

Sin embargo el juez Luis María Caterina consideró que esta persona “no reúne los criterios de internación”. Es por eso que dispuso su libertad, con la salvedad que se le realice un examen médico nuevamente. Además, seguirá relacionado a la causa.

El conductor, Enzo Marchi de 53 años, se salvó porque entre los pasajeros había un pasante del Sies que le practicó maniobras de RCP. Posteriormente fue trasladado de urgencia al Hospital Provincial, desde donde una vez estabilizado, lo derivaron al sanatorio privado Ipam.