Finalizó la primera etapa del sellado del pavimento que estaba en mal estado. 


En la mañana del martes finalizó la primera etapa del sellado de fisuras en calles de pavimento, en distintos puntos de la ciudad de Viedma. Se trata de una acción preventiva a fin de alargar la vida útil del asfalto, impidiendo el ingreso de agua a las bases.

De este modo, personal de la empresa a cargo de las obras Cuevas Fernández, intervino en 10 mil metros lineales de fisuras, que incluyen cuadras de todos los sectores de la ciudad.  La inversión del Estado municipal fue de 850 mil pesos.

Por su parte, desde el Municipio explicaron que el agua que ingresa por las fisuras deteriora la base, socavando el terreno y propiciando la formación de baches. Con el sellado de las mismas, se impide que esto ocurra alargando la vida útil de la carpeta asfáltica.

Desde Río Negro informaron que el trabajo consistió en limpiar adecuadamente la totalidad de los baches con un motocompresor de alta presión, para lograr quitar toda la basura que se encontraba en los huecos. Y después de ese trabajo, colocaron el asfalto nuevo. 






Comentarios