Además hizo referencia al aporte excepcional  que será destinado al sistema de Transporte Urbano de Pasajeros.


El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció en Bariloche un conjunto de obras en el aeropuerto y en rutas aledañas, además de un convenio con el INAVP por $600 millones. 

A esto se suma un aporte excepcional de $ 34 millones, que serán destinados al sistema de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) de esta ciudad.

Acompañado por el intendente de la ciudad, Gustavo Gennuso, y el diputado nacional del Pro, Sergio Wisky, el Ministro ofreció detalles de un contrato entre la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el INVAP por $600 millones para la construcción de radares de control aéreo.

También aseguró que antes del invierno estarán concluidas las obras de ampliación y mejoras en el aeropuerto de Bariloche, con un presupuesto de $1100 millones.

Las reformas estructurales abarcan la puesta en marcha de tres mangas para pasajeros, la ampliación de la plataforma de estacionamiento de los aviones, y una serie de modificaciones que beneficiarán las tareas de bomberos y equipos de salvataje.

Por otro lado, indicó el funcionario nacional que continuarán los avances, de aquí a julio, en la ruta 23, con la pavimentación de otros 110 kilómetros.

Respecto de la crisis que ha venido sosteniendo la empresa de transporte Mi Bus con el municipio de Bariloche, el ministro Dietrich aseguró que se facilitará un aporte excepcional de $34 millones; que sesumarán a los $ 2,8 millones que ya viene aportando el Estado Nacional mensualmente.

Con el mismo propósito, la provincia de Río Negro aporta 7,2 millones y el municipio comprometió otros $2 millones por mes, completando así una cifra final de 12 millones de pesos, indicó el intendente Gennuso.

Gennuso explicó que los dueños de la empresa de transporte insisten en que todavía tienen $4 millones en negativo, y que estaban realizando diversas acciones para conseguir los fondos y saldar ese rojo.

El abogado de la firma señaló el mes pasado a Télam que la empresa se encontraba funcionando con una pérdida mensual de 16 millones de pesos, luego de que Nación diera de baja los subsidios que recibía mes a mes.

Sin embargo, el ministro Dietrich negó que los subsidios fueran suspendidos sino que fue implementada una “nueva manera” de entregar fondos al sector.

No se quitaron los subsidios, se cambió la forma en que se articula, anteriormente la Nación tenía un rol más relevante, en el que las jurisdicciones no tenían autonomía, lo que se aprobó es que se generaran recursos para que las provincias asuman esta responsabilidad”, indicó Dietrich en la conferencia.

“El sistema tenía serias distorsiones, los subsidios fueron creciendo fuertemente, enorme distorsión en la tarifa que se pagaba en la capital y ciudades del interior, hoy tienen potestad para definir su política y a partir de ahí tener las conversaciones que sean necesarias con sus empresas”, concluyó.






Comentarios