A nivel país, los hombres no podrán ejercer ninguna tarea en contacto con niños y adolescentes. 


La Junta de Disciplina Docente del Consejo Provincial de Educación separó de sus cargos y prohibió que dos docentes de Viedma vuelvan a dar clases en cualquier aula del país. Esto se debe a las denuncias penales de índole sexual que pesan en su contra. 

Se trata de Mario Horacio Delavaut y Héctor Julián Caro; uno de ellos fue denunciado por abuso sexual y el otro fue investigado y condenado por delitos contra la integridad sexual, según detalla Diario Río Negro.

Delavaut era docente en el Centro de Educación Técnica 11 y fue denunciado por abuso sexual contra sus estudiantes. Desde la Junta sostuvieron que este “ha excedido la asimetría docente-alumna, en desmedro del deber de cuidado que le comprende por ser el encargado de la educación ante las y los estudiantes”.

El otro docente expulsado del sistema educativo trabajaba en la Escuela Primaria 308 y fue condenado por el Juzgado de Instrucción 2 como “autor material y penalmente responsable del delito de facilitación de la pornografía infantil”.

Ambos educadores fueron declarados “inhábiles para el desempeño y ejercicio de todo cargo, empleo, actividad o profesión relacionados con el cuidado, atención, instrucción, enseñanza y demás servicios públicos que impliquen el trato directo con niñas, niños y adolescentes, quienes hayan sido condenados por delitos contra la integridad sexual”.






Comentarios