El Legislador reafirmó su inocencia y comunicó que no se pedirá licencia. La Fiscal volvería a presentar cargos en su contra.


Este jueves la Legislatura de Viedma volvió a sesionar y la causa por corrupción de menores que involucró al legislador Javier Iud fue uno de los temas a tratar. El acusado pidió una cuestión de privilegio para detallar su situación en el caso y afirmó que no se tomará licencia. 

Si bien el viernes pasado la ex jueza de la causa, Itzia Soly, rechazó la imputación de Iud y el intendente de San Antonio, Luis Ojeda; la fiscal Paula Rodríguez Frandsen anunció, que con el ingreso de Juan Burssino a la causa, volverá a presentar cargos en contra de los políticos. 

En su discurso, el Legislador remarcó que desde el momento en el que se enteró de la denuncia se puso a disposición de la Justicia y remarcó que no hará uso de ningún privilegio, como es el pedido de licencia sosteniendo que “jamás existió” relación alguna con la adolescente que lo denuncia. 

Además sostuvo que no dejará su banca, sino que seguirá “luchando” por su dignidad desde su puesto. Luego habló Alejandro Palmieri, legislador de Juntos Somos Río Negro, quién apoyó la postura que tomó el oficialismo de no politizar la causa y respetar los tiempos, acciones y decisiones de la Justicia. 

“Nosotros siempre respetamos el principio de presunción de inocencia, siempre, cuando se corresponde a alguien cercano o alguien de otra fuerza. Así, somos diferentes”, resaltó haciendo referencia al caso que tuvo como protagonista al ex legislador de Juntos, Rubén López.






Comentarios